Tipos

Cristina Mestre Cristina Mestre
Bióloga Especialista
Actualizado: 20/08/2012

Encontramos dos tipos de inseminación artificial dependiendo de cuál sea el origen del semen que se vaya a emplear: si el semen es de la pareja, se trata de inseminación conyugal (IAC); mientras que si se recurre a semen de donante hablamos de inseminación artificial de donante (IAD).

La inseminación artificial conyugal (IAC) se emplea ante parejas que presentan alteraciones leves en la fertilidad o casos de esterilidad de origen desconocido. También es conocida como inseminación artificial homóloga (IAHo), en este tipo de inseminación artificial cada miembro de la pareja aporta sus propios gametos. Para el tratamiento se requieren los propios espermatozoides del hombre y la mujer.

La inseminación artificial de donante (IAD) se utiliza con mujeres sin pareja, o parejas lesbianas que desean tener hijos. Además en parejas en las que no se puede emplear el semen del hombre por riesgo de transmitir enfermedades o ante fallos repetidos de otros tratamientos de reproducción asistida. Es conocida también como inseminación artificial heteróloga (IAHe). En este caso el hombre no aporta sus propios espermatozoides, por lo que el bebé no tendrá los genes de origen paterno.

Aunque no es considerada directamente como otro tipo de inseminación artificial, también se debe tener en cuenta a la inseminación casera. Es aquella que la mujer se realiza sin acudir a ningún centro especializado, se realiza en casa directamente, pero no se pretende aumentar las posibilidades de embarazo con respecto a las relaciones sexuales.

fecundación humana

<

Deja un comentario